Silencio

En el Open Space del Ágiles 2016 en Quito, Thomas WalletMartín Salías y yo propusimos una sesión llamada Silencio.

La Zona del Silencio

Marcamos una zona bien clara para hacer silencio, con algunas instrucciones bien visibles al entrar:

  • Te invitamos a entrar, en silencio.
  • Hay 6 estaciones, probá las que quieras, el tiempo que quieras.
  • Sólo o de a varios.
  • Siempre en silencio.

6 Estaciones para Experimentar el Silencio

Propusimos 6 estaciones dentro de la “Zona del Silencio”, para experimentar en cada estación una forma distinta de hacer silencio:

  1. Dibujando (Colocamos papeles y marcadores de colores).
  2. Mirándose a los ojos (Colocamos varias sillas enfrentadas).
  3. Con movimientos lentos (Simplemente había espacio libre).
  4. Quedándose quieto (Había sillones en este espacio).
  5. Creando tu propia forma de experimentar el silencio (Había notas adhesivas y un marcador, para que los participantes compartieran en silencio de qué forma estaban experimentando el silencio en este espacio).
  6. Escuchando tu respiración (Había una alfombra cómoda en este espacio).

Compartimos fotos de los distintos espacios:

Ver todas las fotos.

Feedback

Al final del recorrido, le pedimos a los participantes darnos su feedback sobre el espacio propuesto:

Reflexiones

Pasaron alrededor 60 personas en la Zona del Silencio, algunas se quedaron todo el tiempo (1 hora), otras un tiempo corto. Cada una probó algunas o todas las estaciones. Todos respetaron el silencio. Creemos que este experimento salió muy bien. Estamos muy contentos de haber creado y facilitado este experimento como una actividad más ligada al movimiento Slow.

Personalmente (Thomas), estuve muy atento al inicio a la facilitación del espacio, pero luego cuando vi que estaba funcionando solo, me pude relajar y entré en un silencio profundo quedándome sentado, conectándome con varias emociones fuertes de los últimos 3 días.

A mi (Martín) me llamó la atención la cantidad de gente que se acercó a participar, y no sólo como curiosos o a dibujar, que parecía la actividad más “usual”, sino los que se quedaron a meditar o más aún, los varios que se sentaron en las sillas enfrentadas a mirarse a los ojos. Yo personalmente me senté y pasaron tres o cuatro personas por delante mío que se sentaron y superaron ese temor cultural que tenemos de mirar fijamente a los ojos. Varios incluso eran desconocidos, y después de uno o dos minutos de miradas, generamos una confianza y una conexión extraña y reconfortante.

Yo (Pablitux) llegué de otra sesión en la cual también era facilitador. Todo estaba perfectamente organizado y listo para disfrutar de la zona y de cada espacio, gracias a la preparación de Thomas y Martín. Me gustó que durante la invitación/presentación de la sesión, al inicio del día, logramos que se hiciera un silencio muy profundo (más de 300 personas en total silencio consciente, por 10 o 15 segundos) y que así la gente se conectara con el propósito de la sesión.

Invitación

Los invitamos a que repitan este experimento:

  • Probando algunas de estas estaciones en el lugar y momento que quieran.
  • Creando nuevas estaciones.
  • Compartiendo sus experiencias haciendo silencio.
  • Replicando esta sesión en otros entornos.


Artículo escrito en conjunto por
Thomas Wallet, Martín Salías y Pablo Tortorella,
Agile Coaches de Kleer.