Scrum es un framework, no una metodología

photo_2016-11-01_14-18-28

Se dice que Scrum es un Framework [1].
Framework
es una palabra anglosajona que significa armazón, estructura o cimientos.

Lógica mediante: A entonces B. B entonces C. A entonces C…

Si queremos definir una metodología de trabajo para nuestro equipo, Scrum funciona como armazón de la misma. Si bien Scrum nos brinda ciertos elementos que ayudan a navegar la complejidad accidental de nuestros proyectos [2], nos deja en el umbral de la incertidumbre sobre el cómo llenar ese armazón. Es necesario complementarlo, está incompleto por diseño.

photo_2016-11-01_14-18-26 [1] “Scrum is a framework for developing and sustaining complex products.” http://scrumguides.org/

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Accidental_complexity


Artículo escrito en pares por Pablo Tortorella y Camilo Velásquez

Coding Dojo en FIUBA – una sana costumbre ágil universitaria

Durante octubre, además del taller de Software Libre que facilité en la Escuela Cangallo y los mini Hackathones del Instituto ORT, estuve en la Universidad de Buenos Aires, en la Facultad de Ingeniería (FIUBA).

El motivo, en esta oportunidad, fue dictar una clase de TDD (Test Driven Development) en la materia “Técnicas de Diseño”, correspondiente a la carrera Ingeniería en Informática.
Es una cclase que suelo facilitar desde hace unos 2 años, cada cuatrimestre 🙂

Gracias a la invitación de los docentes que están a cargo de la práctica (Diego Montaldo, Federico Diaz, Carlos Curotto y Diego Kogan), y con su colaboración y buena onda, facilitamos un Coding Dojo.

Para arrancar, como entrada, explicamos en qué consiste, cuáles son los roles y los objetivos (practicar, compartir, aprender!).
Luego explicamos TDD con un ejemplo concreto (el que suelo usar: la calculadora).

Más tarde, los alumnos (unos 30 aproximadamente) eligieron el ejercicio (el kata, en la jerga del Dojo): un conversor de números naturales a números romanos. Ganó ese kata en una reñida votación contra el “Mars Rover“.

… Y como plato fuerte: a programar!

Fueron 8 ciclos de 7 minutos cada uno, en los cuales los alumnos debían variar de rol (Coder, Copiloto y Asistente). Todos ellos pasaron también por más de una estación de trabajo, debiendo así enfrentarse a ideas y código ajenos.

Estuvo presente una rica y variada picada, ya tradicional en esta clase de “Técnicas de Diseño” 🙂

Finalmente, el Dojo, como cualquier otro entrenamiento, tuvo su cierre: conclusiones,  agregados clave por parte de los demás docentes, consultas acerca de la aplicación real en contextos laborales de TDD y otras técnicas y métodos ágiles, etc!

En síntesis: otra gran jornada de aprendizaje compartido!

Espero se siga repitiendo… para el próximo año, el desafío que nos planteamos con los colegas antes mencionados: que ellos faciliten el dojo y yo me sumaré a alguna otra clase.