Ey, facilitadores y Scrum Masters: ¡¡pilas!!

“Y el Scrum Master del equipo nuevamente se levantó y nos dijo: Muchachos, es hora de la Daily Meeting. Como cada día a esa misma hora, todos lo miramos con cara de pocos amigos cuando nos interrumpe nuestro trabajo.”

Si sos facilitador de algún equipo o espacio, ¿Qué tan lejos te sentís de esta situación? Ojalá que muy lejos, que tu día a día tenga cosas más interesantes que invitar a tus compañeros a una reunión de sincronización.

Que tus días no pasen a escalas grises, y no cedas ante la inherente monotonía que trae consigo un propósito casi utópico de alcanzar. Crear un ambiente asombroso y consciente es un desafío inmenso, en la mayoría de los casos. Que este reto no te apabulle.

“Bienvenido, serás el facilitador de este equipo. Acá tenés impreso el proceso que siguen nuestros Scrum Masters acorde a lo estipulado en las normas de calidad. Mañana es tu primera Planning. En el link que te pasé por correo está el Release Plan con los Deadlines que esperamos para este proyecto. ¡Éxitos!”

Posiblemente esperen de vos las actividades típicas del manual, de la guía. No dejes que esto te consuma. Esto es un llamado a la acción: Espero de vos un rol más atento y activo. Sé consecuente con lo que predicas, no te quedes con la teoría que promueve un libro, descubre tu camino sin miedo a fallar y experimentar. Vas a necesitar coraje, disciplina, creatividad… y un montón de huevos. Y si fueras una señorita o señora: el equivalente, pues.

pd. La valentía no es ausencia de miedo, sino la capacidad de enfrentarlo
(frase inspirada en Nelson Mandela).

Escrito en pares por Camilo Velásquez y Pablo Tortorella, Agile Coaches de Kleer

Anuncios